Mazda CX-5

Mazda CX-5

El Nuevo Mazda CX-5 es un SUV que mide 4,55 metros de largo. Este nuevo vehículo supone un salto en la búsqueda de emociones al volante. Sus líneas robustas y definidas van un paso más allá en la evolución del diseño KODO.

Presenta un exterior atrevido, con una imponente sensación de elegancia y madurez. Una expresión de movimiento en estado puro, que fluye desde la parte frontal a la trasera del vehículo, proporcionando además mayor aerodinámica, rendimiento y maniobrabilidad. Como novedad incorpora un portón trasero eléctrico, con control de apertura y cierre automático.

Su diseño interior, pensando en las personas, ofrece un puesto de conducción con una ergonomía insuperable y un habitáculo elegante, espacioso y de gran calidad. Cuenta con una pantalla táctil de 7 pulgadas con conexión visual para unir el display LCD con el panel táctil, con el fin de eliminar reflejos y ofrecer una imagen más clara.

En el comportamiento dinámico es donde resulta más evidente el desrrollo centrado en el ser humano de Mazda, basado en la fusión Jinba Ittai entre el conductor y su vehículo. Mazda ha hecho un especial esfuerzo para minimar la rumorosidad en el habitáculo, consiguiendo unos resultado excelentes, que permiten que todos los ocupantes del vehículo puedan mantener una conversación sin forzar la voz durante cualquier desplazamiento.

 

En lo que concierne a la seguridad, su equipamiento incorpora las tecnologías de seguridad i-ACTIVESENSE más avanzadas y novedosas, que facilitan la labor del conductor y elevan la seguridad activa al máximo nivel.

El CX-5 está disponible en diferentes versiones, con sistemas de tracción delantera o total, equipadas con sistemas de cambio automático o manual y con motores diésel o gasolina.

Volver