Primer vehículo autónomo en cruzar una estación de peaje

02/08/2017

Gracias a la colaboración entre el Grupo PSA y Vinci Autoroutes, un coche autónomo ha superado, por primera vez, una barrera de peaje con total autonomía.

El pasado mes de julio un Citroën C4 Picasso del Grupo PSA ha pasado el peaje de Saint-Arnoult-en Yvelines, el más grande de Europa, sin ningún tipo de intervención por parte del conductor. Esta prueba, superada con éxito en condiciones reales de tráfico, supone un importantísimo avance en el desarrollo del vehículo autónomo hacia el nivel 4 (sin supervisión del conductor).

Dificultades en la superación de una barrera de peaje.

El paso por una zona de peaje es un proceso muy complejo para un vehículo de este tipo, ya que requiere una gran capacidad para gestionar los flujos cruzados de vehículos que se orientan, de forma aleatoria, hacia las diferentes entradas del peaje, sobre un pavimento caracterizado por la ausencia de marcas viales.

Además, el vehículo debe de ser capaz de gestionar y anticipar cualquier imprevisto que le pueda surgir durante todo el proceso.

 

Importancia de la comunicación entre el vehículo y la vía.

Otro aspecto esencial es la puesta en marcha de un protocolo de comunicación específico entre la infraestructura de peaje y el vehículo. A grandes rasgos se puede resumir en los siguientes puntos:

  • Un sistema de guiado del vehículo se despliega a 500 metros de distancia de  la barrera del peaje. Este permite al turismo seguir una trayectoria pre-definida que le guía hasta la vía de peaje elegida y equipada para recibirle. Le indica también el trayecto que debe recorrer a la salida de la misma hasta regresar a la sección normal de la autopista, donde poder recuperar la guía mediante las líneas blancas.
  • Se envía al vehículo una autorización de paso (mediante una antena UBR situada 300 metros antes de la barrera), para confirmarle que la barrera esta subida.
  • El sistema de información del peaje, ha sido modificado para permitir el paso de vehículos autónomos. Este analiza en tiempo real la disponibilidad de la vía y asegura que se cumplan las condiciones óptimas para permitir el paso con total seguridad.
  • Finalmente, el C4 Picasso ha sido equipado con un dispositivo de tele-peaje que le permite atravesar las vía con total autonomía.

 

Una experimentación incluida en un marco más amplio

Esta prueba se incluye en el marco de un programa más amplio que busca integrar el vehículo autónomo y la infraestructura en una conducción autónoma completa. Para ello el Grupo PSA  y VINCI Autoriutes están realizando trabajos, entre otros campos, en:

  • El Safe Stop, basado en predefinir situaciones para guiar el vehículo de manera automática en las áreas de estacionamiento.
  • La calificación de las circulaciones propicias en modo autónomo, y su comunicación en tiempo real al vehículo. Esto permitirá al vehículo moverse de manera segura en un trazado que integre eventuales acontecimientos relacionados con el tráfico (atascos, accidentes…).

Volver